A las 17h del 17/11/2011 | ✎ 2 Comentarios | ❤ Cómpartelo

Con los tiempos que corren, o mejor dicho, que vuelan… Una buena idea sería concentrar los posts en poco texto y acompañarlos de algún vídeo que, de forma creativa explique el concepto o experiencia que queremos tratar.

¿Nunca te has parado a pensar que tu blog es como una serie? Es decir, un blog es una un conjunto de contenidos que se ofrecen de forma periódica y con una estrategia, en principio, previamente definida.

Si extrapolamos estas palabras y las comparamos con la definición de serie, programa o producción seriada, veremos que las únicas diferencias son el medio y los recursos disponibles.

Por eso, ¿por qué no pensamos en ofrecer nuestro contenido en vídeo?

Si al leer esto, estás pensando que no sabes cómo hacerlo o que no tienes recursos… ¡Espera! No hace falta estudiar Comunicación Audiovisual para hacer un vídeo en condiciones. De hecho, una buena idea puede ser sublime si la haces bien, pero una mala idea nunca puede llegar a ser buena sólo con hacerla mejor.

Hoy en día, todos tenemos smartphones con cámaras de HD, incluso las cámaras réflex están a la orden del día entre los fotógrafos amateurs… por eso, coge lo que tengas a mano, y sigue estos pasos:

  1. Piensa una idea, recuerda todos los consejos que os hemos dado con anterioridad. ¡te servirán!
  2. Haz un pequeño guión de lo que vas a decir y cómo vas a actuar en el vídeo. Ten en cuenta que no sólo tienes que pensar diálogos, sino también las acciones que hará el actor/actriz del vídeo, para que no parezca agarrotado.
  3. Grábalo: haz las tomas que sean, y ¡guarda las tomas falsas!
  4. Edítalo. ¿Tiens mac? ¡Perfecto! iMovie es tu aliado. ¿Tienes PC? ¡No problem! Movie Maker tampoco está mal. ¿Eres un experto? Adobe Premiere o Final Cut… pero qué te vamos a contar.
  5. A la hora de editar: ten en cuenta los siguientes factores: incluye la url del blog, tu logo, tu twitter en forma de ‘mosca’ o imagen inmóvil en el vídeo. ¡Esto te traerá visitas y hará que el receptor recuerde de quién es ese vídeo!
  6. Por último, recuerda que una portada impactante y un final abierto serán tus mejores aliados. Y no olvides que tienes que mantener la expectación y que el vídeo tiene que ser corto, para ser menos time-consumer.

Después de estos consejos, nos gustaría saber si os interesa el video-blogging o si queréis que os desarrollemos cualquiera de los puntos en otro post.

¡Fuera la vergüenza! A enseñar los vídeos ;)

Imagen con licencia Creative Commons cortesía de eelke dekker