A las 10h del 22/04/2010 | ✎ 15 Comentarios | ❤ Cómpartelo

Nos ha parecido muy interesante (¡y debatible!) este artículo en Mashable (10 Fresh Tips for Community Managers), que va más allá de los consejos básicos para Community Managers principiantes y nos hace reflexionar sobre nuestro trabajo diario. Aquí os dejamos nuestra interpretación de sus diez consejos:

community managers mashable

Imagen del post original 10 Fresh Tips for Community Managers en Mashable

Sé zen.
O lo que es lo mismo, “tómatelo con calma”. No todo lo que pasa en internet es una gran tragedia, y es posible que lo que ahora parece importante, sea eclipsado por algo más en pocos minutos (eso sí, si unas horas después sigue pareciendo una catástrofe, hay muchas posibilidades de que sí lo sea).

Deja tranquilos a los usuarios.
A veces hay que dejar a los usuarios charlar de sus cosas, y a los trolls interrumpir y ser callados por otros usuarios antes de entrar en la conversación. Dales un respiro, evita que se sientan monitorizados continuamente.

Olvida el marketing.
Tu misión es ayudar y dar servicio, no vender. Representas a la marca, pero no eres un vehículo promocional. Si tus jefes y tú lo tenéis en cuenta, os aseguraréis de mantener la confianza, integridad y diversión de vuestra comunidad.

Sé tú mismo.
Un Community Manager es una extensión humana de una URL, así que cualquier discrepancia entre su personalidad y la imagen de marca representa un obstáculo insalvable. Una vez que estamos seguros de que encajamos con la marca, debemos intentar ser nosotros mismos para estar lo más cómodos posibles en nuestro papel.

Escucha menos.
Estamos expuestos a tantos canales llenos de opiniones de los usuarios, que es imprescindible elegir cuáles escuchamos. Ignora esos cinco tweets quejándose de un pequeño cambio que has hecho. Cuando sea el momento de escuchar y cambiar algo, lo sabrás.

Da la cara.
Has sido elegido como la imagen de tu marca y tu comunidad, lo que implica que a veces tendrás que aparecer físicamente, ya sea en un encuentro online o en un vídeo chat. En la época de las redes sociales, ya no te puedes esconder detrás de tu nick.

Trata a todos por igual.
Hay usuarios muy motivados que llegan a hacer cosas sorprendentes por tu marca, y otros que casi siempre están callados. Aprende a tratarlos a todos por igual, e incluso esfuérzate más en animar a los callados, aunque los otros hagan tu trabajo más fácil.

Aprende a delegar.
¿Hay un usuario que siempre está online, que siempre comenta, y siempre tiene algo apropiado que decir? Hazle moderador. Da a los usuarios apasionados trainings, consejos, responsabilidades y beneficios, y podrán ayudarte a llevar tu comunidad.

Deja de invitar a la gente.
Las buenas comunidades no dependen tanto de tener un gran número de seguidores, como de tener los seguidores más afines. Cuanto más apasionados y cercanos a la marca sean, mejores contenidos generarán. Deja de invitar a todo el mundo a seguirte, y concéntrate en llegar a usuarios con potencial de fans.

Consigue herramientas para trabajar offline.
Prueba cualquier herramienta que te permita trabajar mientras no estás conectado: desde programar tweets a automatizar algunas respuestas, pasando por el uso de aplicaciones móviles. Seguro que te vienen bien un par de trucos para tener atendida tu comunidad mientras no estás en tu oficina.

¿Te parecen útiles estos consejos? ¿Crees que la autora tiene razón? ¡El debate está abierto en los comentarios!